Sucesión en Empresas Familiares

La transición es un dato. En su Empresa y en su familia, la transición siempre estará presente. Puede enfrentarlo de dos formas: preventivamente o por “rotura”. La “rotura”, no solo erosiona a la empresa y a sus resultados. También repercute sobre la familia, sus relaciones, sueños y planes futuros. 
Qué es lo que, entonces se puede hacer?
Trabajar intensamente en definiciones del cuerpo societario, en especial, aceptar que la suma de los socios NO es igual al fundador original o al líder.
Definir claramente la misión a la que apuntan, los objetivos empresarios y la forma que los objetivos individuales quedarán incluidos en los anteriores. Definir, para cada socio, su rol, su papel y su retribución relativa.
Crear un documento que defina los valores y normas de los socios de la empresa. Es lo que llamamos código de relaciones empresarias para esta generación. Definir a la comunicación entre los socios como el sistema que permitirá unirlos. De nada valdrá la capacidad personal, si no existe la unión entre ellos en perseguir un objetivo común. Una pared fuerte requiere ladrillos de buena calidad pero es la mezcla la que los mantendrá resistentes.
Finalmente, habrá que definir y poner en marcha instituciones colectivas. Como mínimo es de esperar que estén presentes un Directorio y un Consejo de Familia para ayudar a los socios a tomar decisiones mejores y más oportunas.
Estos elementos son básicos para promover la interdependencia saludable entre los socios de la nueva generación.
TRANSICION ES SUCESION DE PROPIEDAD, PERO FUNDAMENTALMENTE DE DIRECCION.
ES UN PROCESO QUE REQUIERE TIEMPO, PLANEAMIENTO Y RECURSOS. PERO FUNDAMENTALMENTE REQUIERE DECISIÓN.
NO SUCEDE EN EL VACÍO SINO QUE RESULTA DE DESAFIOS DE REFUNDACION EMPRESARIA QUE SE PRESENTAN EN AMBIENTES COMPETITIVOS, CONSTANTEMENTE CAMBIANTES.
EL PREMIO DE LA SUCESION ES LA CONTINUIDAD EMPRESARIA.